Calidad de periodismo, asesoría, y productos financieros

Hoy 22 de Julio del 2016, cuando escribo esto, las noticias empiezan a dar cuenta del último en la serie de terremotos que sacude a la industria financiera de libranzas en Colombia: el incumplimiento de Élite Internacional.

Las “libranzas”, como tipo de compraventa de cierta clase de pagarés, es un negocio que lleva muchos años evolucionando y que debe seguir madurando.

La regulación y la vigilancia tratan de adaptarse, con mayor o menor rapidez y éxito. Está muy bien exigirle a los entes reguladores y de vigilancia,  pero no olvidemos que la ley y las normas, para su cumplimiento, dependen no sólo de que haya un agente vigilante y castigador encima de todos y cada uno, sino de que todos nosotros — clientes, periodistas, académicos, asesores, cabezas empresariales — asumamos los valores y normas como propias y estemos dispuestos, entre todos, a reproducir estas normas, al enseñar y corregir, y ser enseñados y corregidos por otros actores en el sistema.

Esto es lo que algunos sociólogos llaman la estructura social que sustenta el capital social: el que los varios actores están alineados de tal manera que entre todos vigilan  y hacen que los valores se cumplan (*).

¿Muy abstracto o idealista? aterricémoslo:

  • Directores de medios: las Finanzas Personales no son la cenicienta de los temas de Economía o Finanzas, sino parte principalísima de su misión, y van de la mano de los temas de Instituciones Financieras colombianas. A tal área, asignen a su mejor gente. Periodistas: no publiquen publirreportajes acríticos sobre la bondad de ciertos productos. Siempre consulten varias fuentes, y siempre investiguen a profundidad, para luego describir de manera explícita los riesgos de los productos que mencionen. Editores de medios: no se burlen de los deberes y responsabilidades que ustedes tienen frente al público lector; vigilen estrictamente que los periodistas cumplan lo anterior.
  • Consumidores de noticias: exijamos calidad en las noticias sobre finanzas personales.
  • Investigadores y directivos académicos: las instituciones y productos de Finanzas Personales son un campo enormemente fértil de investigación y enseñanza. Es conocimiento necesario para el público amplio, y se necesitan especialistas muy bien formados. ¡Ánimo con los programas de formación! Además, se ha de estimular a los estudiantes que quieran hacer carrera profesional en los cuerpos de regulación y vigilancia financiera.
  • Asesores: los clientes esperan muchísimo más de ustedes.
  • A las cabezas empresariales, un desafío: han de cerrar filas y expulsar de su comunidad a aquellos que estén vendiendo humo y pirámides. El “éxito” deshonesto y momentáneo de unos pocos acabará por traer la ruina a muchos empresarios honestos. Toda la vida hubo compraventa de pagarés, seguro hay gente honesta en ese negocio; van a ser injusta y tremendamente perjudicados por estos escándalos. En los próximos días sabremos si hubo pugilato dentro del gremio de libranzas, y cómo fue.

 

(*) acordémonos hace unos años la revolución cultural en las calles bogotanas cuando Mokus nos enseñó a los peatones que podíamos mostrarles el pulgar arriba o abajo a los carros, segun respetaran o no los pasos de cebra. Por supuesto, como anota @juglardelzipa, esto requiere que ya haya cebras — maneras sencillas de hacer las cosas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Buenas prácticas, Casos preocupantes, Investigación, Lealtad fiduciaria, Libranzas, Periodismo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s